Publicado el

¡Feliz marzo #familiafitvia !

Venimos de un mes en el que nos hemos centrado en cuidar y potenciar nuestra energía y motivación durante el invierno. Como resultado, hemos pasado el mes febrero motivándonos y recargando nuestras baterías – preparándonos y embarcando en la mentalidad #HappyNewYou.

Por eso, en este nuevo mes ¿por qué no utilizar esta energía y mentalidad no solo en nuestro beneficio, sino también en cuidar y mejorar nuestro alrededor, nuestro planeta? Que este mes de marzo marque un antes y un después en nuestras acciones, y nos de la oportunidad de potenciar esta nueva versión de nosotros mismos con una forma de vida más saludable y sostenible.

Integrar cambios en tu rutina diaria y en tus acciones que te ayuden a cuidar de nuestro planeta puede costar al principio, pero, como con la mayoría de cambios, el trabajo comienza poco a poco, con pequeñas acciones.

¿No sabes por dónde empezar? Aquí tienes cinco formas sencillas de cuidar de tu cuerpo y del planeta al mismo tiempo:

Lleva una botella de agua reutilizable (a todas partes)
Sí, no es la primera vez que lo mencionamos ¡Y volveremos a hacerlo! Es hora de decir adiós a las botellas de plástico de usar y tirar e invertir en una botella reutilizable de buena calidad. ¿Estás buscando una? Aquí te dejamos unas sugerencias.

Reciclar y compostar
No importa dónde vivas, lo más probable es que tu ayuntamiento disponga de un sistema de clasificación y eliminación de materiales reciclables. Es útil tener un buen sistema en casa, con contenedores separados para cada artículo (papel, plástico, orgánico, cristal…). Hazlo fácil y el hábito será natural.

Cultiva tu propio jardín
Si tienes un jardín (¡qué suerte!), es hora de cultivar un pequeño huerto. Si estás en un apartamento, puedes cultivar tus propias hierbas, verduras e incluso aguacates. Así te ahorras los plásticos innecesarios del supermercado, ¡y también el dinero!

Compra de forma sostenible
Cuando hagas la compra, opta por productos orgánicos/biodinámicos, fabricados con menos envases o materiales reciclados, que sean locales, de temporada o que estén a punto de caducar (como nuestra tienda Tea Saver, donde puedes comprar tés con una fecha de caducidad próxima a mejor precio para evitar el desperdicio de alimentos). Si encuentras productos que cumplan todos estos requisitos, ¡mejor que mejor!

Planifica tus comidas

Un tercio de los alimentos del mundo se desperdicia. Una forma sencilla de combatir el desperdicio de alimentos es planificar las comidas con antelación para no comprar de más ni acabar tirando las sobras a la basura. Haz un plan de comidas para la semana y compra de acuerdo con tu plan. ¡Así ahorrarás tiempo y dinero!