Publicado el

En busca de la felicidad

En fitvia, siempre os hablamos de trabajar por conseguir ser la mejor versión de nosotros mismos, lo que llamamos el #HappyNewYou. Queremos ser parte de ese camino hacia un estilo de vida más saludable en todos los sentidos, y ayudaros a amenizar el camino con tips y productos fáciles de integrar en vuestra rutina que os harán este camino más facil.

Pero, ¿qué significa la felicidad? Aunque es una palabra que solemos utilizar a menudo, ¿te has parado a pensar qué significa realmente? En el diccionario se define como «el estado de bienestar y satisfacción», pero no es la definición oficial la que buscamos. ¿Cómo definirías tu, personalmente, la felicidad?

La mayoría de nosotros probablemente no vemos necesaria una definición formal del término, lo sabemos cuando lo sentimos: Esa sonrisa que aparece al ver a un viejo amigo, esas carcajadas con las que terminas con dolor de tripa, esas lágrimas de emoción al recibir una buena noticia…

Y aunque el significado de felicidad pueda variar entre personas, puede que tengamos algunas en común:

Encuentra una actividad que le haga feliz
Pueden ser pequeñas cosas que te hagan sonreír, reír, desconectar o pararte a pensar en lo afortunado que eres.

Arriésgate y abraza lo desconocido
A veces nuestras mejores decisiones en la vida se esconden como riesgos. Si te da miedo, probablemente sea porque está fuera de tu zona de confort, y cuando salimos de ella pueden ocurrir cosas increíbles.

Sé amable contigo mismo
Querernos y aceptarnos como somos, es clave para encontrar la felicidad. Nuestro cuerpo cuida de nosotros y hace maravillas, y tenemos que ser amable con él.

Encuentra un propósito en las cosas que haces
Como por ejemplo, contribuir en causas sociales o ecológicas. Al trabajar en una causa agena a nuestras tareas diarias que buscan un bien común podemos sentir una mayor sensación de plenitud y por lo tanto, encontrar la felicidad en ello.

Disfruta de las pequeñas cosas
Buscar la felicidad en las pequeñas cosas que inundan nuestro día a día es tan sencillo como: disfrutar de tu taza de té calentita, pasar la tarde charlando con amigos, dar un paseo con tu mascota… Seguro que alguna de las cosas que tomas como rutina en tu día a día, si la miras con otros ojos, se convierten en una de esas pequeñas cosas que te hacen un poquito más feliz.