Posted on

Detente, respira hondo y medita.

Si estás al día en nuestro blog, ya habrás leído nuestra publicación anterior sobre mindfulness. Si no lo has hecho aún, aquí puedes leerlo . Ahora que eres un experto en mindfulness, hablemos un poco sobre la meditación.

Si cuando piensas en la meditación, piensas en hippies, incienso y rituales musicales, estas muy confundido. La meditación no es sólo para la gente que hace yoga o lee las cartas del tarot, es simplemente una forma de calmar tu mente, ¡y es apta para todos!

Los expertos han demostrado que puede tener muchos beneficios, como la disminución del estrés, la ansiedad, la depresión y el dolor. Esto explica por qué muchas personas están practicándolo con el objetivo de tener una vida más estable y encontrar la paz interior.

¿Estás tan intrigado como nosotros? Aunque puede llegar a sonar demasiado bueno para ser verdad… Lo único que tienes que tener en cuenta es que aprender a meditar requiere tiempo ¡Pero como pasa con todo, con la practica se consigue!

Aquí te dejamos tres consejos para comenzar tu viaje en la meditación:

1. Respira.

Encuentra un lugar cómodo para sentarte y relajarte. A medida que respiras, concéntrate en la inhalación y la exhalación. Observa cómo tu pecho sube y baja. Siéntate y concéntrate únicamente en tu respiración. Puedes hacerlo en tu escritorio de trabajo, en la cama, o incluso mientras caminas!

2. ¡Repite conmigo!

Piensa en una palabra o frase positiva – como “amor”, “felicidad” o “paz” – y una vez que te despiertes repítetela durante 10-15 minutos. Cada vez que tu mente se desvíe (lo cual hará) vuelve suavemente a prestar atención a esa palabra. ¡Esto hará que tu mente esté preparada para afrontar el día y hará que tu cerebro piense en positivo!

3. Deja que alguien te guíe en el camino

Si meditar a solas no te motiva demasiado ¿por qué no pedir ayuda a un profesional? Hay muchas aplicaciones gratuitas, sitios web y clips de YouTube para ayudarte a encontrar tu zen interior. Cada persona es diferente – a algunos les gusta la música relajante, otros prefieren lecturas calmadas o simplemente el sonido de la naturaleza – así que asegúrate de encontrar lo que mejor se adapta a ti.

Aunque, si quieres iniciarte en la meditación por ti mism@, te recomendamos que veas el video de 15 minutos que hemos preparado para vosotr@s.