Publicado el

Cómo reciclar tu té

¿Conoces el término «upcycling»? Consiste en dar una segunda vida a productos viejos, usados o desechados, y convertirlos en algo «nuevo».

Se trata de ser lo más creativo posible con las cosas que ya no necesitamos y darles un nuevo uso para prolongar su vida útil.

¿Qué tiene eso que ver con el té? Buena pregunta. ¿Sabías que el té se puede utilizar para algo más que para beber? Así es, tanto las hojas como las bolsitas de té pueden servir para mucho más que para pasar una agradable tarde en casa.

Como últimamente nos hemos centrado en la sostenibilidad, uno de los temas que se nos ha ocurrido tratar es cómo reciclar tu té de fitvia para un montón de cosas. ¡Pruébalos y dinos cuál te gusta más!

1. Aliviar los ojos cansados e hinchados

Si has tenido una mala noche de sueño, no te preocupes. Después de tu taza de té matutina, utiliza las hojas sobrantes para cubrirte los ojos durante unos minutos. Las hojas y su calor aliviarán tu piel en un abrir y cerrar de ojos.

2. ¡Conviértete en un manitas!

Prepara un té de tu elección, bébete la mayor parte y utiliza el agua sobrante del té como pintura. Puedes jugar con el color añadiendo más hojas de té o diferentes tipos de té. Lo mejor es utilizar un pincel de acuarela.

3. Conviértete en diseñador de moda

¿Tienes una vieja camiseta blanca que nunca te pones? ¿Por qué no usas el té que te sobra para hacer tu propio diseño? Puedes encontrar un montón de vídeos de DIY en Internet que pueden guiarte y explicarte cómo se hace, además de servirte de inspiración.

4. Máscaras faciales DIY

El té, especialmente el verde, está lleno de ingredientes terapéuticos que benefician a la piel de diversas maneras. Hacer una mascarilla facial con los restos de té tiene muchos beneficios, como reducir las rojeces y dar a tu rostro un brillo natural. Busca una receta fácil y pruébala.