Posted on

¡Alcancemos nuestras estrellas en 2021!

¿Lo mejor de diciembre? (Después de Navidad, por supuesto.) ¡Sí, la víspera de Año Nuevo! ¿Sabes por qué es tan emocionante? No, no es por el champán y las celebraciones, aunque también son geniales. No, lo mejor es que el 31 de diciembre simboliza el final de un capítulo y el comienzo de otro. Es un día en el que podemos reflexionar sobre nuestro año, estar agradecidos por todo lo que hemos conseguido y decir adiós a todo lo que queramos dejar atrás antes de seguir adelante.

Cuando nos despertamos el primer día de un nuevo año, empezamos con una lámina en blanco y completamente limpia. Estamos rebosantes de emoción, inspiración y esperanza (y tal vez de un pequeño dolor de cabeza de la noche anterior). Un nuevo año es la oportunidad perfecta para empezar de nuevo.

Lo que es verdaderamente importante, es pensar en los objetivos que queremos alcanzar el año que viene. Algunos los llaman propósitos, otros los llaman objetivos. Nosotros hemos decidido llamarlos estrellas. ¿Por qué estrellas?, os preguntaréis. Porque cada una de estos propósitos son como una pequeña estrella en el cielo que te encantaría alcanzar. Puedes tener una gran estrella o puedes tener cientos de pequeñas estrellas, depende de ti. Lo más importante es que cada una de ellas te guíe durante el año y te iluminen el camino hacia la felicidad.

¡HA LLEGADO LA HORA DE PONERNOS CREATIVOS!

Empecemos invirtiendo tiempo para reflexionar sobre las estrellas que quieres alcanzar en 2021. En un cuaderno (¡nuestro cuaderno de diciembre el que funciona mejor!) escribe una lluvia de ideas sobre cuáles podrían ser tus objetivos. Puedes pensar en temas relacionados con tu salud y estado físico, trabajo y carrera, tiempo libre, desarrollo personal, familia y amigos, casa y reformas, finanzas o ¡en tus hábitos en general!

Algunos objetivos pueden ser más grandes que otros (como correr un maratón) pero los más pequeños son igual de importantes (como aprender a hacer pan casero). Estos objetivos te ayudarán a planificar tu año, así que piensa cuidadosamente en lo que quieres conseguir.

Cuando termines de pensar, coge un trozo de papel, purpurina, pintura, pegatinas o cinta adhesiva y ponte creativo. Escribe cada objetivo en su propia estrella y deja claro cuáles quieres priorizar. Cuando termines, cuelga tu obra de arte en algún lugar donde puedas verla todos los días (como el espejo de tu dormitorio o la puerta de tu armario) para que siempre la veas y te recuerden hacia dónde te diriges.